La Depresión: Pérdida de las ganas de Vivir

¿Qué es la Depresión?

La idea generalizada, al tiempo que limitadora que existe sobre la Depresión es que es una enfermedad, entendida desde la perspectiva más médica, vivida  como algo externo a nosotros, que  nos invade, creyendo así que queda fuera de nuestra voluntad y control la variación de síntomas tales como apatía,  falta de motivación hacia la vida en general, pensamientos y emociones “negativas”, perspectivas derrotistas o alarmantes hacia el futuro etc…

Siguiendo la terminología clásica se habla de dos tipos de depresión:

1.- La Depresión Exógena: causada por algún acontecimiento externo de carácter traumático y que puede justificar un proceso de bloqueo depresivo, por ejemplo, un accidente o trauma, muerte de seres queridos, enfermedades, catástrofes…

2.- La Depresión Endógena: cuando la persona  cae en depresión sin ningún motivo externo que aparentemente la pueda causar,   basándose principalmente en un  material activado por el interior del propio individuo.

Esta distinción ayuda a  focalizar los miedos generados por la persona que se deprime.

En el fenómeno de la Depresión existe algo importante y fundamental para la intervención y curación que es, la Responsabilidad y Aceptación de la persona de su posición de abatimiento , de no actuar, es importante el reconocimiento del miedo intenso a seguir tomando decisiones y a asumir responsabilidades.

A veces para llegar a este reconocimiento hace falta darse permiso para estar así, ya que si la persona deprimida dedica su energía a juzgarse o censurarse corre peligro de que se estanque en la depresión.

También debajo de la Depresión suele haber rabia, agresividad o enfado.

La actuación de la familia es importante para la persona que se deprime, muchas veces los intentos de solución de los más cercanos ayudan paradójicamente a que el problema se mantenga o aumente. El profesional de la Psicoterapia da pautas correctoras a las familias para ayudar a la persona afectada.

 ¿EN QUE LE PODEMOS AYUDAR? La Intervención Terapéutica.

Cuando la persona se encuentra bloqueada en el estado depresivo acudir a un profesional puede ser de gran ayuda.

El tratamiento no tiene por qué ser de larga duración, eso dependerá de la voluntad de mejorar de la persona

La psicoterapia proporcionará:

Un espacio protegido de apertura, apoyo,confianza, desahogo, expresión de emociones y pensamientos y toma de conciencia de lo que hace “la depresión” en su vida. Así como pautas y recursos para el entrenamiento de nuevos pensamientos, palabras, acciones, hábitos y valores que resulten mucho mas adaptativos y positivos para que  la persona pueda forjarse un destino de bienestar y felicidad.

Laura del Caño. Psicoterapeuta.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *